viernes, 13 de febrero de 2009

REINA REYES

"LAS EXIGENCIAS DE LA TIERRA HACEN NECESARIO APRENDER: LA CONVIVENCIA HACE NECESARIO AMAR Y COMPRENDER"
Reina Reyes. Su visión antropológica es enriquecedora en cuanto conjuga su pensamiento con algunas de las principales ideas de pensadores como S. Freud, J.P.Sartre, Piaget o J.Dewey.
Esta postura del ser humano es enmarcada dentro de un contexto social democrático que Reina ilustra como fundamental para el desarrollo de la educación.
La educación como acción generadora tiene fundamentos esenciales como la Laicidad que el docente debe aceptar y llevar a cabo para una integración cabal del ser.
Por otra parte los medios de comunicación que juegan un papel preponderante en el mundo actual deben ser medidos de forma tal que el individuo sea capaz de decodificar y seleccionar lo que contribuya a su desarrollo y desechar lo que no.
Es con gran optimismo que nos dice: " ES POSIBLE ALCANZAR LA LIBERTAD PARA EL HOMBRE Y PARA EL SISTEMA SOCIAL DEMOCRÁTICO: LA LAICIDAD ES EL CAMINO DE SU CONSTRUCCIÓN Y DE SU CONQUISTA".
Reina hace hincapié en que el bienestar del individuo; su realización, esta enmarcada por la acción del estado y por quienes en un marco democrático se desempeñan con la acción y el principio ético de la laicidad para desarrollar las capacidades intelectuales y emocionales y así constituir el "Hombre Situado" para un mejor relacionamiento con el prójimo.
Asimismo, Reina, no cree que la educación pueda resolver los problemas económicos ni sociales, ni que haya que resolver éstos primero que la cultura.
Reina Reyes es sin duda una de las grandes intelectuales del siglo XX en el Uruguay. Autodidacta y ecléctica, supo rescatar lo más significante de los pensadores en todas sus ramas para conformar una filosofía realista con una visión actual y necesaria para nuestra educación. BIOGRAFIA Y OBRAS
Nace en 1904 y muere físicamente en 1993. Maestra de formación, es una de las fundadoras del Ateneo de Montevideo.
Gana por concurso la cátedra de pedagogía del I.M.S. y de los II.NN. militante activa de causas populares, de movimientos de defensa de la Educación pública, de la Educación Laica, de la Educación rural, de la Autonomía Universitaria, de los Derechos del Niño y del Adolescente.
Fruto de sus experiencias en el Hogar Femenino del I.NA.ME. N°1, escribe "Psicología y reeducación del adolescente" en 1949 la cual se publica 40 años más tarde, donde se adelanta la idea de "salud mental" que se daría como fruto de las condiciones de vida y de una perspectiva de género.
Sus principales obras son de 1944 "Escuela Rural que el Uruguay Necesita".
1946 "La educación Laica". 1957 "Anales de Instrucción Primaria". 1963 "Psicología y reeducación del adolescente". 1973 "¿Para qué futuro educamos?".1993 "El derecho a educar y el derecho a la Educación".
VISION ANTROPOLOGICA En su concepción del hombre establece un rechazo ante la postura del Humanismo Idealista abstracto y especulativo, propio de la ilustración que tenía una interpretación estrictamente matemática del universo. Las piedras angulares de esa convicción eran la razón, representada por el carácter infalible de la ley natural, Ley natural, conjunto de principios que, en ética, teología, derecho y teoría social, remite a lo que se supone son las características permanentes de la naturaleza humana, que pueden servir como modelo para guiar y valorar la conducta y las leyes civiles. La ley natural se considera, en esencia, invariable y aplicable en un sentido universal. A causa de la ambigüedad de la palabra "naturaleza", el significado de natural varía. Así, la ley natural puede ser considerada como un ideal al que aspira la humanidad, o un hecho general entendido como el modo en que actúan por norma o regla general los seres humanos. La ley natural es diferente de la ley positiva, establecida por la sociedad civil.
También por el progreso, por la marcha del hombre hacia el saber y la paz, que era una condición utópica que debía, eventualmente, garantizar el completo desarrollo de la cultura europea.
Su propuesta se vincula con lo que llama Humanismo Real el cual lo conforman dos ideas: 1°: la de "Hombre concreto" que es el que conocemos todos, el hombre real, con sus aspiraciones, necesidades biológicas y espirituales.
2°: la de "Hombre situado" que está condicionado y que se explica por las relaciones económicas, políticas, culturales y sociales que le tocó vivir.
Es decir, que el Medio, condiciona todas las manifestaciones naturales y culturales y el hombre saca de ese medio su supervivencia en ese entorno.
Su accionar marca una visión ecléctica frente a conceptos y teorías. Es difícil determinar sus influencias pues son muy variadas. Fue una autodidacta cuyo eclecticismo conformó una rica y productiva visión del hombre, su papel para consigo y los demás, el estado, y la educación.Manifiesta adhesión a la filosofía marxista y sus seguidores como Georges Burdeau (1985, "La democracia") o Herbert Marcuse miembro de la escuela de Frankfurt y cuyo pensamiento tuvo influenciado por C.Marx y S.Freud y también por el existencialista M. Heidegger. También acepta la postura del Psicoanálisis de que en el hombre existen dos fuerzas una creadora otra destructiva en constante antagonismo, y la estructura del "aparato psíquico" de Sigmund Freud.
La lista continuaría con E.Fromm, un pensador ecléctico y uno de los líderes y principales exponentes del movimiento psicoanalítico de nuestro siglo. Fromm afirma que los tipos específicos de personalidad tienen que ver con pautas socioeconómicas concretas además lo cual significaba romper con las teorías biologistas de la personalidad para considerar a los seres humanos más bien como frutos de su cultura. Además señala que el hombre posee un afán de lucha por encontrar nuevas soluciones creadoras para sus problemas y cierta libertad para crear su propio destino y elegir entre sacrificar su yo individual o adaptarse a la sociedad lo cual esa dicotomía lo asusta; provocándole "miedo a la libertad".
J.P. Sartre fue otra influencia y éste, concebía a los humanos como seres que crean su propio mundo al rebelarse contra la autoridad y aceptar la responsabilidad personal de sus acciones, sin el respaldo ni el auxilio de la sociedad, la moral tradicional o la fe religiosa. Al distinguir entre la existencia humana y el mundo no humano, mantenía que la existencia de los hombres se caracteriza por la nada, es decir, por la capacidad para negar y rebelarse lo cual le confiere un "compromiso vital". Su teoría del psicoanálisis existencial afirmaba la ineludible responsabilidad de todos los individuos al adoptar sus propias decisiones y hacía del reconocimiento de una absoluta libertad de elección la condición necesaria de la auténtica existencia humana. Afirmaba que la influencia de la sociedad moderna sobre el individuo es tan grande que produce la serialización, lo que él interpreta como pérdida de identidad y que es equiparable a la enajenación marxista. El poder individual y la libertad sólo pueden recobrarse a través de la acción revolucionaria colectiva.
Además de los pensadores citados también toma en cuenta la postura psicológica cognitiva de Jean Piaget que proponía que el niño pasa por cuatro estadios en el desarrollo cognitivo, que están relacionados con actividades del conocimiento como pensar, reconocer, percibir, recordar y otras.
El "Derecho a la Educación" también propuesta por Piaget es fundamental en cuanto permite comprometerse con la historia, transformarla para que sea un derecho para todos los hombres.
También ha citado el pensamiento de Jhon Dewey para el cual el hombre es "uno" y su "ambiente". Los principios educativos de Jhon Dewey, proponían el aprendizaje a través de actividades de diferente índole más que por medio de los contenidos curriculares establecidos y se oponían a los métodos autoritarios. Dewey pensaba que lo ofrecido por el sistema educativo de su época no proporcionaba a los ciudadanos una preparación adecuada para la vida en una sociedad democrática. Consideraba además, que la educación no debía ser meramente una preparación para la vida futura, sino que debía proporcionar y tener pleno sentido en su mismo desarrollo y realización. Su trabajo y sus escritos influyeron significativamente en los profundos cambios experimentados en la pedagogía de Estados Unidos en los inicios del siglo XX, manifestados en el cambio del énfasis de lo institucional y burocratizado a la realidad personal del alumno.
R.Reyes; se opone crucialmente al estado positivo (razón, paz y progreso); a la concepción de la educación tradicional y enciclopedista; a la visión kantiana del individuo por ser excesivamente abstracta y al utilitarismo que interpreta la libertad como realidad individual.
La integración de lo racional y lo irracional del hombre también enmarcan su visión acerca de él. Critíca el pensamiento concebido por el período precedente a la ilustración y que culmina con éste, de que la razón es la verdadera naturaleza del hombre debido a que se desconoció que la existencia de la razón depende de un renovado y permanente proceso de conquista de lo irracional. La vida actual crea situaciones que determinan una red de variables internas y externas de conductas que el hombre debe comprender lo cual estaría en algunos aspectos al margen de la razón. IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN PARA EL HOMBRE
La educación es crucial para construir el hombre situado y comprometido con los otros y para conquistar su libertad autónoma y participativa.
La educación interviene para integrar los dos aspectos, lo racional y lo irracional.
Otro fin de la educación es estructurar las condiciones innatas de pensamiento reflexivo y estabilidad emocional.
La excesiva importancia concebida al cultivo de lo intelectual en las instituciones educativas puede traer graves consecuencias como el egoísmo, conductas individualistas, etc.Es defensora de la Educación Nueva que contempla al sujeto en forma más integral.
América Latina debe alcanzar la liberación del imperialismo económico y cultural y al mismo tiempo lograr la integración de los pueblos. En este proceso doble "liberarse integrándose", juega un papel decisivo la educación.
Será necesaria una educación intelectual y afectiva, que logre el cultivo de los sentimientos interhumanos: cooperación, solidaridad, camaradería, etc.
La educación debe brindar los medios para que el individuo pueda participar de su medio para construirse como hombre situado; para vivir en situación.
El hombre es un ser activo que interviene, acepta, rechaza o transforma el medio generando así la cultura.
La educación prepara para la libertad y para una autonomía completa que lleva al respeto de los otros.
Este derecho debe procurar el desenvolvimiento de la personalidad, el derecho a encontrar en la escuela la construcción de una razón activa y de una conciencia moral importante. Para conformar estos tres aspectos es indispensable un "clima de libertad" en la relación pedagógica.
Lo necesario, implica la obligatoriedad sin excepciones, la gratuidad en todos sus aspectos, y una acción pedagógica que promueva el desarrollo íntegro. LAICIDAD Y DEMOCRACIA
La escuela pública del estado democrático ha de ser necesariamente laica.
La Democracia sería para Reina el sistema político que asegura la libertad del hombre. Es el único régimen que concilia la libertad del hombre con el orden político y reconoce implícitamente la laicidad como condición para la convivencia. Permite el cumplimiento de los Derechos Humanos.
La esencia de la democracia radica en la libertad de expresión y de pensamiento.
El ideal democrático que une igualdad y libertad reconoce que la libertad efectiva y de oportunidades depende del igualamiento de las condiciones políticas y económicas mediante las cuales los hombres son libres de hecho y no metafísicamente.
Compartiendo ideas con G. Burdeau (y su obra "El liberalismo político"); Reina rechaza rotundamente un estado liberal positivista por ser una organización normativa de la sociedad, donde la libertad no se asegura.
Asimismo comparte el sentimiento de que de las ideas de Democracia y libertad son inseparables.
Dado que el hombre no puede asegurar por sí su existencia ni conquistar su libertad, cuando su situación social no es favorable para ello, el estado democrático es quien debe asegurar las condiciones de vida que permitan al hombre un desarrollo integral.
La laicidad supone un ideal de convivencia basado en el respeto a la persona e implica una actitud opuesta a toda presión coercitiva para el pensamiento y para los sentimientos individuales en los dominios de la religión, de la política o de la filosofía.La laicidad es un elemento esencial de las democracias instituidas y resulta fácil establecer la similitud entre el contenido de las palabras "Laicidad" y "Democracia" cuando ésta se entiende como forma de vida. En otras palabras el orden democrático supone el reconocimiento de los derechos y libertades individuales y la acción para hacerlos efectivos en los cuadros de la vida social con exigencias de igualdad.
El estado-educación y la estructuración de las políticas educativas deben brindar las características que aseguren el "Derecho a la Educación" para todos.
Su postura del estado se vincula con una idea protectora de los derechos individuales y la realización de la persona humana, con fines intervencionistas y socializantes.
La asociación de los gobernados permite una "libertad de participación" que impide a los gobernantes que impongan medidas arbitrarias.
Las religiones positivas y los sistemas filosóficos o políticos construídos sobre la idea de una personalidad excepcional o de una raza privilegiada, fomentan actitudes de origen emocional que difícilmente pueden se objeto de una posterior crítica liberadora.
La democracia permitiría la libertad de enseñanza, libertad de aprender, y la libertad de elegir maestro. EDUCACIÓN Y LAICIDAD
Existen dos posturas básicas en las que la educación puede hacer hincapié que no se excluyen pero se diferencian por el énfasis con que valoran el pasado y el futuro. Puede considerar la función educativa como un conducir al educando a adaptarse pasivamente a la comunidad aceptando totalmente los valores que se dan en esta; o puede sostener que la educación desempeña un papel creador que puede modificar y superar el ámbito del cual deriva.
Es claro que su pensamiento es opuesto a la imposición y a la educación dogmática que perjudican al desarrollo del alumno poniendo trabas al pensamiento reflexivo y afectivo pues cultiva el asentimiento a la autoridad restando posibilidades para la afirmación del yo y por ende, para la libertad – autónoma.
Para hacerse factible la laicidad puesto que es un "valor", una dimensión ética y una actitud dialógica entre individuos necesita de la educación.
La conducta laica exige un ambiente social favorable, un proceso educativo adecuado.
Los métodos de educación especialmente los de la escuela nueva (método inductivo: Observación; Generalización; Confirmación) generarán el clima de laicidad.
Solo mediante la educación que tenga como centro la reflexión, la libertad en oposición a la coacción y que genere el sentimiento de respeto e igualdad entre los hombres pueden conformar una integridad de la personalidad en desarrollo.
La educación laica que procura eliminar en lo posible la imposición de dogmas políticos, religiosos o pseudo-científicos, favorece la duda, cultiva la observación objetiva de la realidad y hace posible el pensamiento reflexivo y el juicio crítico, respetando así las características intelectuales y afectivas de cada individuo.Los aportes de Reina Reyes han sido invalorables. Ha defendido una pedagogía Humanista y se ha opuesto con vehemencia a la enseñanza tradicional.
Lo que para Sócrates era la admiración la que conducía al conocimiento análogamente para Reina es la laicidad la que conduce a la convivencia. El análisis y defensa de este concepto sumado a la preocupación y al desafío que los medios de comunicación proponen a la educación, son contribuciones valiosísimas para el pensamiento uruguayo.En esta instancia posmoderna de la humanidad donde los valores de la modernidad se han exacerbado y tergiversado, es crucial que el ser, como lo establece Reina deba ir creándose asimismo mientras observa la creación de los demás, desarrollando sus competencias y formándose en valores, integrando lo emocional, lo intelectual, lo social, pilares básicos para el relacionamiento y la convivencia.
Para Reina el educador debe construir el futuro, para que éste sea mejor y más aun, para que los hombres sean libres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada